El fantasma de Tsushima

A Nobu, compañero de derrotas y victorias. Gracias por vivir esta aventura a mi lado.

1274, la isla de Tsushima está siendo invadida por los mongoles. Todos los clanes samurais de la isla se congregan en la playa de Komoda para dar muerte al invasor… pero no son suficientes. El invasor es fuerte, despiadado y conoce el idioma nipón, dándole una ventaja al entender las órdenes del ejército samurai. Caen todos. O casi todos…

En Ghosts of Tsushima encarnaremos a Jin Sakai, un samurai superviviente de la batalla. En un Japón feudal sin confianza y con un enemigo cada vez más poderoso, nuestra misión es recuperar la isla de Tsushima con las armas y herramientas que consideremos oportunas. El camino del samurai es un camino con honor, pero muchas veces en la guerra el honor puede ser un impedimento más que un arma poderosa. Este es el debate que nos presenta Ghosts of Tsushima, si el fin justifica los medios, y lo hará con una historia al más puro estilo Kurosawa. De hecho, es tan grande la influencia del director japonés, que incluso en la configuración gráfica del juego podemos ponerlo todo en blanco y negro para vivir la experiencia samurai definitiva.

Ejemplo del Modo Kurosawa.

Os voy a ser sincera, no puedo ser objetiva con este juego. La banda sonora me parece brutal (de hecho la tengo de fondo mientras escribo esta ¿reseña?), los gráficos son una pasada (cualquiera que haya visto el trailer puede estar tranquilo que se ve igual de bonito) y la jugabilidad no está nada mal (aunque yo lo jugué en “ridículamente fácil” porque me gusta enterarme del argumento). La historia te puede gustar más o menos, y conectar en mayor o menor medida con los personajes (por ejemplo, y sin spoilers, la historia de Taka me importó entre cero y nada mientras que la de Masako me enganchó desde el principio), pero una cosa está clara: no deja indiferente. Todo esto si os gusta el cine de samurais y la narrativa japonesa, claro. Lo digo porque si esperáis momentos como besos, abrazos y muestras de cariño “occidentalizados”, no los vais a encontrar. Esto es Japón, en 1274, aquí las cosas se demuestran de otra manera.

En cuanto al doblaje y dicción de los personajes, contaros que yo lo jugué con voces en castellano. Lo digo porque hubo alguna queja sobre que los labios tenían la movilidad del doblaje americano y queda raro con las voces en japonés o yonosequé. Qué queréis que os diga, Jin Sakai lleva casi todo el rato en mi partida una máscara puesta así que los labios no se los veo, por lo que habla a la perfección español, inglés, japonés y hasta hyliano si nos ponemos. Tras acabar la historia principal he probado a poner las voces en japonés y me parece una maravilla en ambos idiomas (y como puedes poner subtítulos, pues te enteras igual).

Podría escribir durante horas sobre lo bonito que se ve el juego, sobre el hecho de querer usar el modo foto y hacer capturas de cada fotograma del juego y esas cosas, pero me quedaría un artículo larguísimo y es mucho mejor que viváis el juego por vuestra cuenta. Salvad Japón. Disfrutad el viaje. Y lo más importante, acariciad a los zorros.

Jin Sakai con un zorrete. Ilustración de @MariaEmege.

Un comentario en “El fantasma de Tsushima

  1. Muy buena reseña, Nebesu.
    Si ya le tenia ganas al juego de los señores japoneses intensos, ahora, más todavía.

    Lo tengo en pendiente desde que salió aquel trailer allá en el 1432, una época rara. (Como la de ahora, que extraño todo…)

    No tengo nada más que añadir. Bueno sí, una cosita: Gatos para todo el mundo

    Un abrazo ^^

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s